Historias de amor y locura en Bronnitsy

Historias de amor y locura en Bronnitsy

Seis hinchas argentinos estuvieron presentes en la llegada del seleccionado argentino a Rusia y cada uno tiene una historia única e increíble.

Central FOX

El Mundial de Fútbol es el evento deportivo más convocante de todos y con buena razón, haciendo surgir grandes historias de amor y pasión por el deporte.

El poblado de Bronnitsy, ubicado a 55 kilómetros al noroeste de Moscú cuenta con apenas 21 mil habitantes, pero hoy por hoy es un centro neurálgico del fútbol, al alojar a la Selección Argentina.

Este motivo llevó a seis argentinos a cruzar de maneras muy diferentes a lo largo y ancho del planeta para juntarse en ese preciso lugar y por un mismo motivo: El amor por la Selección.

Es así que Lucas, Agus, Angel, Victoria, Adrián y "Tunga" fueron al menos por un rato habitantes de Bronnitsy.

Lucas Ledezma fue la gran estrella de la noche. De Toledo, Córdoba, Lucas decidió viajar hasta Rusia, ¡en bicicleta! 

Comenzó el 5 de enero y cruzó gran parte del continente hasta Cancún, para luego volar a España y seguir pedaleando desde Barcelona hasta Moscú, completando una travesía de 14 mil kilómetros, con un objetivo claro y solidario: Construir una escuela para chicos con discapacidad en su tierra natal. 

Otros tomaron un camino diferente, pero muy particular igualmente. Ángel y Victoria, una pareja proveniente de Funes, Santa Fe, está viajando por el mundo hace un año y medio y llegaron a Rusia desde París, haciendo dedo.

También es el caso de Agus, quién cruzó gran parte de Europa, haciendo 6 mil kilómetros a dedo y sola, pasando por destinos exóticos como Lituania, Estonia y Letonia.

Pero nadie llegó primero que "Tunga". Proveniente de Córdoba, este hincha de Talleres utilizó los ahorros de los últimos 4 años para realizar este viaje, y estuvo estoico durante varias horas, a pesar del frío, para ver aunque sea unos segundos a sus ídolos.

El fútbol muchas veces no entiende de razones y se maneja de manera emocional, y estos hinchas son una clara muestra de ello, quiénes están jugando su propio Mundial en Rusia 2018.

Nicolás Merletti, enviado especial

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!