Ronda Rousey, la historia destinada a contarse en WWE

La flamante firma de WWE deslumbrará en WrestleMania de WWE, su primer gran amor.

False
351972

Ronda Rousey lo admite: es fan de WWE desde que tiene uso de razón y aun antes de eso, cuando todavía no lograba juntar palabra´s pero disfrutaba de ver a Hulk Hogan, su primer gran ídolo en el encordado.

Y el vínculo de Ronda va mucho más allá; el apodo “Rowdy” por el que mucha gente la conoció en MMA proviene del ex luchador Roddy Pipper, a quien recuerda tan bien de haberse cruzado en un gimnasio que hasta le preguntó su podía usar el mote cuando llegase a profesional.

“No escogí el apodo simplemente sin razón, porque se oyera bonito, siempre lo admiré, cómo lograba capturar tu atención y la imaginación y simplemente era voltear a otro lado”, ha dicho Ronda en varias entrevistas.

Y es que si bien los inicios de Ronda fueron en el judo, misma disciplina en la que su mamá también brilló en Juegos Olímpicos, y que a esto le siguió una carrera deslumbrante y fugaz en las Artes Marciales Mixtas, la estadounidense tuvo claro desde antes de ambas que su meta era la WWE.

Una de las mejores pruebas se dio en 2015, cuando el día después a cuando murió Pipper y que provocó en Ronda un escrito en su cuenta de Instagram. “Gracias por el nombre… y mucho más… le haremos justicia y que estés orgulloso mañana. Esta es por ti Roddy”, en referencia a la batalla que tenía ante la brasileña Bethe Correia en el octágono de MMA.

El dominio de Ronda fue tal que ganó la pelea en Brasil, país natal de su rival, en 34 segundos y por golpes, apenas la tercera vez que lo hizo en su carrera.

Así es un ápice de cómo llega Rousey a WrestleMania 34, después de algunas apariciones como la del WrestleMania 32 en que comenzó su rivalidad con Stephanie McMahon, aunque seguramente para la batalla de este domingo, en la que se une a Kurt Angle contra la hija del jefe y Triple H, habrá todavía más carga emocional, tras el castigo que Stephanie le propinó en pleno RAW.

Deja tu comentario