La Sub 20 al Mundial: más dudas que goles

Por diferencia de gol se quedó con el último cupo para la Copa del Mundo de Polonia en mayo. Hay tres para meses para corregir lo que mostró en ataque.

395886
False

Había derecho a festejar, claro, pero la euforia debió terminar en las tribunas del estadio El Teniente de Rancagua en Chile en el que Colombia marcó cuatro goles en los nueve partidos que jugó. La cifra más baja de los clasificados. La defensa, que fue la menos vencida, sustentó el regreso de los juveniles al Mundial.

Lo mejor de equipo pasó por el defensor central Carlos Cuesta. Su experiencia se notó para poner orden atrás. Además, metió el gol agónico ante Chile para el paso al hexagonal final.

Lo demás, fue una muestra de irregularidad. Los ajustes en el mediocampo tardaron en aparecer. José Enamorado demostró que es desequilibrante por los costados, (jugó 5 partidos) junto con Iván Angulo, también como extremo y uno de los máximos artilleros de la selección con dos anotaciones.

Yeison Toloza funcionó mejor cuando se lanzó a la mitad y probó con su media distancia, letal. Lo más flojo estuvo en el ataque. La rebeldía de los más habilidosos nunca se sintió en los delanteros, más físicos que técnicos. Rivaldo Correa, Jader Valencia, Hayen Palacios, se fueron en blanco y obligaron a justificar la clasificación a través de terceros.

Hay tres meses por delante para probar nuevas opciones en ataque. Más picardía que músculo. Citar de nuevo a Andrés Amaya el Sub 17 de Atlético Huila con 32 partidos en primera división y gestionar en Europa las cesiones de Juan Camilo “Cucho” Hernandéz y Luis Sinisterra de Feyenord.

La sonrisa duró poco. Las dudas siguen y el Mundial espera.

Deja tu comentario