Olimpia tiene también un campeón en boxeo: Carlos Portillo

El "Carpi", boxeador paraguayo invicto y representante del Decano, logró un extraordinario triunfo en Australia y conquistó el cetro PANAF AMB

325908
False

Lo que sucedió el viernes en The Melbourne Pavillion en Australia seguramente esté entre los momentos más gloriosos de la historia del boxeo paraguayo. Y es que el triunfo de Carlos Manuel Portillo, "Carpi" como lo apodan, ante el filipino (radicado en Australia) Czar Amonsot, fue un batacazo en todo el sentido del término: se impuso por nocaut técnico en el tercer round, de visitante, por una corona en juego (PANAF AMB, cetro de la región de oceanía), ante un rival que arrastraba un invicto de 10 años y que además estaba rankeado en el tercer puesto mundial de la Asociación Mundial de Boxeo. Inolvidable.

Portillo, quien representa al club Olimpia de su país, se mantiene invicto en 19 combates, de los cuales finalizó 15 antes del límite, una marca que habla de lo temible de su pegadada y alto porcentaje de nocaut (78,94%).

Esta fue la primera pelea internacional de "Carpi", quien supo también conquistar los títulos paraguayos en ligero y super ligero. Ese dato no hace más que agigantar el significado de su victoria, ya que la experiencia estaba claramente en favor de su oponente, que en su haber tiene combates en rings de Corea del Sur, Indonesia, Australia y tres contiendas nada menos que en Las Vegas, la capital del boxeo mundial.

El desarrollo del combate fue parejo en los primeros asaltos, aunque desde la esquina del paraguayo temían que Amonsot pudiera ser beneficiado por un fallo localista, por lo que buscaron la definición categórica. "Carpi" así logró filtrar un gancho de derecha que derribó a Amonsot. El filipino se paró pero visiblemente fuera de condiciones de combate, por lo que el árbitro detuvo la pelea.

Portillo viajó hacia Australia sin hacer mucho ruido. Lo acompañó su entrenador Félix Nuñez y su convicción de conquistar la victoria. En su cuenta de Facebook se mostró entusiasmado junto a su entrenador y luciendo los colores de Olimpia.

Paraguay no es una potencia en lo que hace al boxeo Latinoaméricano, lo que hace siempre más dificultosa la preparación de los deportistas que deciden seguir la dura carrera de pugilista. No solamente la infraestructura es un desafío, algo que no es tan complejo de resolver comprando el equipamiento necesario, sino que la práctica diaria demanda sesiones de sparrings, donde es necesario contar con buenos colegas que exijan al atleta, además de que se necesitan en amplio número y de un peso más o meno similar.

Esta problemática del boxeo paraguayo le dan mayor resalte al triunfo de Portillo.

Paraguay ha sabido tener buenos valores en su historia, aunque sin poder obtener grandes éxitos internacionales. Los memoriosos recuerdan a Rafael Lovera, el primer paraguayo en disputar un título mundial. Fue el 13 de septiembre de 1975 cuando buscó el título mundial minimosca del Consejo Mundial de Boxeo ante el venezolano Luis "Lumumba" Estaba, pelea que terminó perdiendo antes del límite.

Más acá en el tiempo encontramos al todavía activo Isidro Ranoni Prieto (radicado en Argentina y que combatió dos veces en Canadá con sendas derrotas), o el "Indio" Feliciano Darío Azuaga, un verdadero trotamundos que peleó en Estados Unidos, México, España, Rusia, Francia, Canadá, Brasil, Sudáfrica, Filipinas, Australia y... ¡Namibia!, aunque en ninguno de esos escenarios pudo ganar.

Párrafo aparte merece Juan Carlos "Toro" Giménez, quizás el mejor peleador paraguayo de la historia, quien consiguió triunfos en estadios míticos como el Forum de Inglewood de Los Angeles o el Luna Park de Buenos Aires. En su gran carrera cuenta además con victorias en ciudades como Miami, París y la exótica Casablanca.

En sus casi 30 años de carrera entre sus puntos más altos se encuentran la disputa de nada menos cuatro campeonatos mundiales: en 1992 ante Mauro Galvano en Italia (supermediano CMB), mismo año ante Chris Eubank en Inglaterra (supermediano OMB), 1994 nuevamente en Inglaterra ante Nigel Benn y, finalmente, 1998 en País de Gales ante Joe Calzaghe (campeonato OMB), uno de los mejores supermedianos de la historia.

Ya lo puedo hacer oficial. La mas grande batalla de mi carrera hasta ahora.. Vamos paraguay.

Una publicación compartida de ccarpiportillo93 (@ccarpiportillo93) el

Pero hay cuestiones que superan incluso los campeonatos mundiales y una de esas en la carrera de un boxeador es el calibre de los rivales. Entre los mayores recuerdos de Giménez seguramente figura su duelo de 1987 nada más y nada menos que ante Roberto "Mano de Piedra" Durán. Pelea en la que terminó cayendo por puntos ante un Durán que todavía estaba en vigencia, como demostró al otro año consiguiendo su cuarto título mundial.

Todo este repaso sirve para contextualizar el triunfo de Portillo, quien, como se dijo, obtuvo una victoria gigante. Histórica.

"Carpi" puede esperar con buenas expectativas la convención que la AMB realizará entre el 30 de octubre y el 2 de noviembre en Medellín. Su victoria ante un clasificado mundial le dan crédito para ingresar al ranking mundial que actualmente tiene al estadounidense Terence Crawford (uno de los mejores boxeadores del mundo) como Supercampeón.

Pero esas son gestiones que se dictarán en el futuro. Por lo pronto, Portillo, representante de un club como Olimpia, acostumbrado a los éxitos internacionales, puede decir que en lo suyo, el boxeo, le sigue en zaga a la historia de la institución.

Deja tu comentario